MovilidadRedes inalámbricasSeguridad

Descubren un grave fallo de seguridad en los routers con WPS

wps
0 0 No hay comentarios

Aunque esta tecnología está protegida por contraseñas de 8 dígitos, el aparato avisa si los 4 primeros son correctos, aumentando las posibilidades de hackeo.

La tecnología Wi-Fi Protected Setup (WPS) es utilizada por la vasta mayoría de los fabricantes de routers modernos con el objetivo de permitir que nuevos dispositivos se conecten a una red inalámbrica protegida de un modo sencillo, esto es, sin que el usuario necesite recordar su clave cada vez que quiera conectarse a Internet.

wifiEl problema es que un investigador de seguridad, Stefan Viehbock, ha descubierto que estos productos adolecen de un agujero de seguridad importante y son vulnerables a un ataque de fuerza bruta, mediante el cual se puede acceder a una red WPS con código PIN de 8 dígitos en tan sólo dos horas.

Al parecer, un error en el diseño debilita el sistema de seguridad de esta tecnología a medida que se realizan más intentos de acceso. Si los cuatro primeros bits del identificador son correctos, el router envía un mensaje informando de que se está fallando en el resto. Por su parte, el último dígito es usado como suma de verificación y ofrecido por el aparato durante el proceso.

Esto significa que, en vez de los 100 millones de posibilidades que hay de acertar una contraseña de 8 compontentes, la casuística se reduce a unas 11.000, correspondientes a un primer grupo de 4 números y un segundo de sólo 3, tal y como explica The Verge. Además, se cuentan por millones los dispositivos afectados en todo el mundo por este agujero de seguridad, ya que los modelos más recientes se venden con la tecnología WPS activada por defecto.

El CERT (Computer Emergency Readiness Team) ya ha sido alertado de la vulnerabilidad. De momento se sugiere a los usuarios que deshabiliten la opción Wi-Fi Protected Setup en sus routers para forzar al tecleo manual de la contraseña cada vez que un dispositivo pida acceso a la red inalámbrica. Y los fabricantes ya han comunicado que lanzarán actualización de firmware para atajar el problema.