EmpresasMercados FinancierosMovilidadProveedor de ServiciosProyectosSmartphonesTabletas

Sony quiere controlar el 100% de Sony Ericsson

sony-ericsson
0 0 No hay comentarios

La intención de la firma japonesa es integrar el negocio de smartphones con el de tabletas, ordenadores personales y videoconsolas para minimizar costes y fortalecer su posición de mercado.

En lo que supone una confirmación de que los smartphones están jugando (y jugarán) un papel central en la industria tecnológica, Sony está a punto de cerrar un acuerdo con Ericsson para comprar la totalidad de las acciones que ésta posee en su joint-venture de telefonía.

Al menos así lo asegura “gente familiarizada con el asunto” que ha hablado con The Wall Street Journal.

Sony
Sony Ericsson es actualmente el sexto fabricante de telefonía a nivel mundial

Sony Ericsson fue creada a medias por ambas empresas en 2001 y se ha convertido en el sexto mayor fabricante de teléfonos móviles a nivel mundial. Pero la firma japonesa aspira más alto y quiere integrar su línea de smartphones con los derivados de sus divisiones de tabletas, música, videojuegos y ordenadores personales.

De este modo podría ahorrar costes, sincronizar mejor el desarrollo de dispositivos móviles y competir de tú a tú con rivales como Apple o Samsung, que ya han combinado sus estrategias para smartphones y tablets PC con éxito.

La cantidad que Sony pagará por esta adquisición no está nada clara por la complejidad que supone transferir también la cartera de patentes en tecnología móvil de Ericsson. Sin embargo, los analistan estiman que la participación de Ericsson en la empresa está valorada entre un mínimo de 1.000 millones de dólares y un máximo de 1.700 millones.

La cifra podría desvelarse en cuestión de días, ya que al parecer las conversaciones están muy avanzadas.

Ya a principios de año, al ser cuestionado por la continuidad de la joint-venture, el CEO de Sony, Howard Stringer, respondía que “hablamos mucho de este asunto y continuaremos discutiendo sobre él”. Mientras que el presidente de Sony Ericsson, Bert Nordberg, reconocía en una entrevista la semana pasada que su compañía tiene “más cosas en común” con Sony que con Ericsson.