PCSistemas OperativosWorkspace

Windows 7 es incapaz de aguantar el ritmo de crecimiento de Windows XP

windows_xp
0 0 No hay comentarios

El sistema operativo más reciente de Microsoft ha perdido un punto porcentual de febrero a marzo, mientras que XP vuelve a rozar el 50% de cuota mundial.

Aunque a finales de año StatCounter y Net Applications anunciaban que la versión más reciente del sistema opeativo de Microsoft para ordenadores, Windows 7, había conseguido acabar con el prolongado reinado de Windows XP, las tornas han vuelto a girar.

Según los datos de esta última consultora recogidos por CNET, XP ha recuperado más de un punto porcentual de febrero a marzo y vuelve a rozar el 50% de participación (concretamente tiene un 46,86%). Por su parte, Windows 7 se tiene que conformar con la segunda posición y el favor de algo menos de cuatro de cada diez usuarios. Y es que su cuota se ha reducido desde el 38,12% de hace cuatro semanas al 37,54% actual, a pesar de los esfuerzos del gigante de Redmond por promocionar la transición entre plataformas.

La compañía ha fijado el 8 de abril de 2014 como fecha límite para realizar el cambio. En ese momento los usuarios de equipos con Windows XP dejarán de recibir soporte para sus sistemas, que quedarán expuestos a aquellas futuras amenazas de seguridad que puedan desarrollar los ciberdelincuentes.

Después le llegará el turno a Windows Vista, que a día de hoy cuenta con un 7,65% y ha venido perdiendo margen con el paso de los meses por sí sola. De hecho hace un año todavía se situaba por encima del 10% y en diciembre de 2011 conseguía mantenerse en casi el 8,50%.

En cuanto al resto de sistemas operativos, Mac OS X es el principal contendiente de Windows, aunque a bastante distancia. Mac OS X 10.6 “Snow Leopard” ha bajado su cuota en marzo hasta el 2,79% (en febrero dominaba el 3% del mercado) y Mac OS X 10.7 “Lion” se ha dejado una décima hasta quedarse con el 2,59%. Peores son las noticias para Linux, que sólo se tiene en cuenta en el 0,98% del parque mundial de ordenadores. En febrero todavía se situaba por encima del 1%, con el 1,16% de representación.